top of page

¿Quieres que hablemos sobre algún tema concreto?

¿LAS FIESTAS POPULARES? MEJOR CON ZAPATILLAS DEPORTIVAS

Llega el verano y con él comienza el periodo de ferias y fiestas de nuestros pueblos y ciudades.

fiestas-populares

De hecho, Julio y Agosto, son los meses que más fiestas populares concentran.


Si no es el tuyo, probablemente sea alguno de los que tienes cerca.


Y todos sabemos lo divertidas que pueden llegar a ser estas fiestas.


Cosas que se pueden hacer en una feria.


1.- Subir a las atracciones.


Vas dando un paseo con los amigos y de repente a uno se le ocurre “¿Nos montamos en el canguro, pulpo, toro mecánico?” o cualquier otra atrac

fiestas populares carrusel

ción que con sus destellos luminosos y su música estruendosa capte nuestra atención.


Por supuesto, todos nos venimos arriba, sin darte cuenta estás subido en lo alto del cacharro recordando aquella época de tu niñez y cuando vuelves al mundo real, miras a ese hombrecillo que le da al botón y rezas para que ese día se compadezca de ti y no te de vueltas como si se tratara de un centrifugado.


2.- Comer y beber.

comiendo-en-la-feria

A nadie le queda duda que en las fiestas de los pueblos, se come y se bebe como si no hubiera un mañana.

Como diría el gran Leo Harlem, “entras en un bucle de toros, panceta y calimocho” del que es imposible salir en los días que dura el evento.


3.- Encontrar el amor.


Las ferias también traen el amor.


De repente, llega el hijo o hija del amigo del primo de tu padre con sus colegas con los que has pasado muchos veranos.

amigos brindando en fiestas populares

El año pasado os prometisteis el oro y el moro pero la fiesta continuó y aunque quedasteis en volver a hablar, ha pasado un año y eso nunca ocurrió. “Total, si no nos vamos a volver a ver”.


Pero os volvéis a encontrar, tenéis un año más, os vuelve a picar el gusanillo… y después de un tímido “¿hola, que tal?” como si no hubiera pasado nada, aparece cupido con el arco cargado.


4.- Ir a la verbena.


Esto es un clásico, es el elemento principal de las fiestas. Un evento que reúne a abuelos, padres e hijos.

personas-bailando-en-la-verbena

Aquí ves a parejas que nunca creíste posibles, a gente a la que solo ves de año en año, al grupito de turno que luce los pasos aprendidos en la escuela de baile y a aquellos (entre los que me encuentro yo [sigh, sigh, léase suspiro, con moqueo si me apuras]) que no tienen ni idea de lo que es bailar pero hacen lo que pueden.


5.- Unirse a la charanga.

charanga-tocando-por-las-calles

Después de todo esto, llega el amanecer pero la fiesta no acaba, sigue, allá a lo lejos aparece una charanga que viene recorriendo las calles tocando diana. Te unes a ella y te dejas llevar, ¡da igual donde vayan!



6.- Ir al encierro.

corredores-en-el-encierro

Después de recorrer las calles, llegas a la zona de recorrido del encierro o a la plaza de toros donde empieza la suelta de vaquillas. Te invade ese deseo de correr los toros, pero un momento final de lucidez te dice que no, que eso es mejor para aquellos que saben dónde se están metiendo.


Todo esto es lo que esperan hacer la mayoría de tus clientes este verano.


Por supuesto necesitan un calzado adecuado para ello y tú debes tenerlo o lo buscarán por otro lado.


Calzado apropiado para las fiestas populares.


En www.carmelo-rodriguez.com, te ofrecemos un extenso catálogo que hará las delicias de tus clientes.


Que el motivo por el cual tengan que abandonar la fiesta no sea que les duelen los pies.


1.- Zapatillas de deporte.


Lo más importante es la comodidad y el deportivo o zapatilla de deporte es la clave para ello.


Tus clientes no deben preocuparse por combinar este tipo de calzado ya que en se puede mezclar con cualquier outfit, tanto un pantalón vaquero como con una falda informal y es un tipo de zapatilla que abarca todo rango de edad.


2.- Zapatillas


Hay clientes, sobre todo personas más mayores, que no se ven con deportivos.


En Carmelo Rodríguez Arellano S. L. te ofrecemos zapatillas clásicas que se ajustan al pie ofreciendo comodidad y seguridad a la hora de asistir a los eventos que se vayan desarrollando a lo largo de la feria.

Todas las zapatillas se pueden lavar perfectamente en la lavadora y al tener un precio asequible, tus clientes pueden alternar distintos pares mientras estas se estén limpiando.



3.- Zapatos estilo casual.


Este tipo de calzado es ideal para aquellos clientes que no quieren deportivos por verlos demasiado “informales”.


Es un zapato muy polivalente y versatil ya que tiene la esencia del zapato pero sin perder el toque del deportivo, lo que hace de él un zapato elegante sin restarle comodidad.



Hay muchas ferias y fiestas populares a lo largo del verano y tus clientes, seguramente, acudirán a una o varias de ellas, es por eso que debes darles el tipo de zapato al que están acostumbrados.


En www.carmelo-rodriguez.com te ayudamos a ello y además te ofrecemos un amplio catálogo de zapatillas de casa.


¡No dudes más y visítanos, estaremos encantados de poder atenderte!


47 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments